Reseña Histórica


La abolición del monopolio estatal sobre la educación universitaria era una aspiración histórica principalmente de la Iglesia católica, institución que había fundado las primeras universidades del país, luego expropiadas. Un antecedente claro en este respecto es José Manuel Estrada.

Hacia mediados del siglo XX, por decisión del ministro de Educación demócrata cristiano Atilio Dell'Oro Maini, la legislación sobre posibilidad de enseñanza privada se materializó gracias al el 22 de diciembre de 1955 en el decreto-ley 6403, que permitió la creación de universidades privadas con capacidad para entregar títulos y diplomas académicos consagrando la autonomía universitaria. Gracias a estas gestiones, el 8 de junio de 1956 fue creada la Universidad Católica de Córdoba entre otras instituciones educativas superiores privadas.

Pero durante el gobierno del Presidente Arturo Frondizi, en el año 1958, hubo un movimiento laicista creado a partir de la sanción de dos grandes leyes sancionadas durante ese gobierno: la aprobación del Estatuto del Docente y la que habilitó a las universidades privadas a emitir títulos profesionales. Fue sin dudas esta última la que motivó una gran protesta estudiantil conocida como "Laica o libre". Finalmente, el sector de radicales frondicistas, demócratacristianos, nacionalistas católicos y aliados liderado por el presidente Frondizi logró la aprobación de esta reforma, que llevó a que se otorgara personería jurídica a nuevas universidades.

Cuando en 1958 se sancionó la ley 14557, que posibilitaba la creación y funcionamiento de Universidades privadas, el doctor Robustiano Patrón Costas, cristalizó la iniciativa del entonces primer arzobispo de Salta, Monseñor Roberto José Tavella, y con el entusiasmo propio del desaparecido prelado, quedó concretada la idea de fundar la Universidad Católica de Salta. Por su parte, el Dr. Patrón Costas destinó los beneficios de exención impositiva provincial emergente de la ley 3643/61 para financiar en parte este ambicioso proyecto, disponiendo la donación de 100 millones de pesos, en veinte cuotas anuales, a contar desde 1961. Por otro lado Monseñor Tavella se abocaba a la tarea de obtener la aprobación de la Santa Sede y demás requisitos legales para su funcionamiento. Los primeros contactos con la Compañía de Jesús conducentes a dar forma a la idea de una Universidad privada se realizaron con el P. Jean Sonet S.J. en oportunidad de su visita a Salta; después de lo cual arribó a esta ciudad, el R.P. Cándido Gaviña, S.J. provincial de la Compañía de Jesús en la Argentina, quien llegó expresamente para conferenciar con el señor Arzobispo y con el Administrador del Ingenio Tabacal Ing. Eduardo Patrón Costas, en cuya oportunidad se sentaron las bases para la fundación de la Universidad y su conducción a cargo de los padres jesuitas.

Las gestiones ante la Santa Sede lograron su aprobación el 27 de octubre de 1962, autorización del R.P. Juan B. Janssens, Superior General de la Compañía de Jesús, para que los padres jesuitas, como el padre Juan Schak, José Lally y otros de la universidad católica de Wisconsin (EE. UU.) dieran su apoyo a la provincia jesuítica de Argentina para la concreción de la iniciativa en marcha. A tales efectos nuevamente el padre Gabiña, Burns y otros padres viajaron a Salta para realizar un último estudio ambiental, previo a los trámites finales.El 20 de febrero de 1963 viajaron a la ciudad de Salta, el presidente de la nación, José María Guido, el interventor Federal de Salta, Félix Remy Solá, y su ministro de Gobierno, Holver Martínez Borelli, se solicitaron en una audiencia especial, la creación de la Universidad católica de Salta.

Desde 22 de febrero a los primeros días de marzo de 1963, monseñor Tavella viajó a Roma para agilizar los trámites a favor de la Universidad Católica. El 9 de marzo convoco a una conferencia de presa para anunciar la apertura de la universidad. Diario el Tribuno de Salta, Conferencia de prensa dada por el arzobispo de Salta, monseñor Roberto J. Tavella, donde anunció la pronta apertura de la Universidad Católica de Salta,9 de marzo de 1963.

El Señor Arzobispo decretó el 19 de marzo de 1963 la creación de la Universidad Católica de Salta, en la conferencia concluyó con este mensaje: “Está, pues en manos de los salteños apoyar esta obra en todos sus alcances porque sus beneficios refluirán sobre Salta entera que volverá, como en épocas gloriosas, a ser la capital intelectual del norte”. Culminando su carrera pastoral, pues al poco tiempo y tras una presurosa dolencia, murió el 21 de mayo de ese mismo año a los 70 años.

El nuevo Arzobispo Monseñor Carlos Mariano Pérez Eslava, continuó lo iniciado por su predecesor. El Ingenio Tabacal a través de su administrador, elevó los donativos a la suma de ciento cincuenta millones de pesos. Así se constituyó el Centro Cultural del Noroeste Argentino, con personería jurídica y facultades para fundar la proyectada Universidad; el Gobierno de la provincia de Salta, por decreto 4290/64 otorgó la personería jurídica a la U.C.S: a la vez que un año más tarde, el Ministerio de Educación y Justicia de la Nación, facultó a esta Alta Casa de Estudios a usar el nombre de Universidad y, por consiguiente, a otorgar títulos profesionales legalmente válidos.

El 15 de octubre de 1965 fue colocada la piedra fundamental de los edificios que han de integrar la ciudad Universitaria, bajo la advocación de Santa Teresa de Ávila, designada patrona de esta Universidad. A este solemne acto asistieron autoridades civiles, militares y eclesiásticas y educacionales, más un nutrido público que avaló con su presencia el apoyo que el pueblo de Salta dio a esta iniciativa.

La Universidad se edificó sobre un predio de 42 hectáreas donado por el señor Jaime Duran y su señora esposa, terrenos que integran la finca de Castañares, la cual fuera conocida doscientos años atrás por hacienda de Castañares. La Compañía de Jesús estableciendo como condición la existencia de una biblioteca de -al menos- quince mil volúmenes Los libros fueron donados por el Dr. Juan Carlos García Santillán. El Arquitecto Héctor Ezcurra diseñó los planos de los edificios, donando sus honorarios a manera de contribución. La Srta. Carmen Patrón Costas donó una casa solariega, cuyo importe de venta debía ser destinado a la construcción de la Capilla y el Ing. Jorge Luis Matasi parquizó el campus, donando las plantas necesarias.

La Universidad Católica de Salta fue creada por un Decreto Arzobispal de monseñor Tavella el 19 de marzo de 1963, su organización y dirección académica fue puesta en manos de la Compañía de Jesús. El capital para su formación fue aportado por el multimillonario terrateniente Robustiano Patrón Costas.

Contó inicialmente con una biblioteca de alrededor de quince mil volúmenes, donación de Juan Carlos García Santillán, y un campus de cincuenta hectáreas donadas por Jaime Durán. El diseño y dirección de la obra estuvo a cargo del arquitecto Héctor Ezcurra y el ingeniero Jorge Luis Matasi, quién donó las plantas necesarias para su parquización.

Autoridades


Gran Canciller


S. E.R. Mons. Mario Antonio Cargnello Arzobispo de Salta

En la actualidad se desempeña como Gran Canciller de la Universidad Católica de Salta, donde asumió plenamente sus funciones el 6 de agosto de 1999, luego de haberse desempeñado como Arzobispo Coadjutor desde el 24 de junio de 1998 hasta la fecha de su plena asunción, convirtiéndose así en el cuarto Arzobispo y décimo Obispo Diocesano de la Arquidiócesis de Salta.

Inició su formación sacerdotal en el Seminario Menor de Catamarca, y de Filosofía y Teología en el Seminario Nuestra Señora del Cenáculo de Paraná (Entre Ríos).

Datos Personales:

Lugar y fecha de nacimiento: San Fernando del Valle de Catamarca, 20 de marzo de 1952.

Desempeño Pastoral:

Fue ordenado sacerdote el 8 de noviembre de 1975 en Catamarca.
Vicerrector del Seminario Menor “Nuestra Señora del Valle”, desde 1975 a 1977 en San Fernando del Valle de Catamarca.
Rector del Seminario Menor “Nuestra Señora del Valle”, desde 1977 a 1985 en San Fernando del Valle de Catamarca.
Vicario Episcopal de Pastoral y Parroquias, desde 1985 a 1988.
Vicario General del Administrador Diocesano, Mons. Gerardo Mario Denet, desde 1988 al 1990.
Vicario General del Obispo Diocesano, Mons. Elmer Osmar Miani, desde 1990 al 1991.
Párroco en San Isidro Labrador, Valle Viejo, 1991 – 1993.
Rector del Seminario Propedéutico “San Juan Bautista”, desde 1993 a 1994.
Elegido obispo de Orán el 7 de abril de 1994, recibió la ordenación episcopal el 24 de junio de 1994; tomó posesión de esa sede el 16 de julio de 1994.
Fue promovido a Arzobispo Coadjutor de Salta el 24 de junio de 1998 y es Arzobispo de Salta por sucesión desde el 6 de agosto de 1999.
En la Conferencia Episcopal Argentina es Delegado de la Región Pastoral Noroeste (NOA), y por ello miembro de la Comisión Permanente.
Además, miembro de la Comisión Episcopal de Liturgia, del Consejo de Asuntos Económicos y de la Comisión «ad hoc» para el Misal Argentino.
En el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), fue presidente del Departamento de Misión y Espiritualidad (2003 - 2007).
Participó como miembro designado por el Santo Padre en la V ° Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida (Mayo del 2007).

Rector


Ing. Rodolfo Gallo Cornejo

Vicerrectora Academica


Mg. Constanza Diedrich

Vicerrector Administrativo


Dr. Dario Eugenio Arias

Vicerrector de Formación


Pbro. Dr. Cristian Arnaldo Gallardo

Vicerrector de Investigación y Desarrollo


Dr. Federico Colombo Speroni

Director General Sistema de Educación a Distancia


Ing. Lic. Daniel Torres Jimenez

Secretaria General


Lic. Silvia Álvarez

Escudo Institucional


Contacto


Sede Central:

Campo Castañares ( Salta – Argentina )
informes@ucasal.edu.ar
www.ucasal.edu.ar
Tel: 54- 0387- 4268800

Sede La Rioja:

Juan José Pioli Martínez
Av. Santa Rosa s/n - B° Faldeo del Velazco Sur
larioja@ucasal.edu.ar
Tel: (0380) 446 8961 / 8963